De todas formas este final del año parecía un fake. Tantos días de viento para planear con el cielo despejado han sido como un regalo para los clientes de invierno, propocionando gran diversión. Habíamos pensado que así seguiría.
Pero le permitimos un pequeño descanso a los dioses del viento. Después de todo es bueno que los principiantes también reciban el derecho que les corresponde.
Viendo la carta de presión terrestre las expectativas resultan ser un algo confusas. ¿Alguna vez ha existido esto? ¡1045 hPa en los azores! Esto son condiciones como sólo las conocemos del verano. Van a hacer falta muuuchas pequeñas velas entonces.
Con curiosidad esperaremos entonces si llega este cúmulo de alta presión que está de camino a África se queda en las mismas condiciones. Porque entonces tendremos que (nuevamente) contar con un calor insoportable, producto de tormentas desérticas, conocido como Calima. Se pone interesante.