Queda un día para tomar aire – entonces nos espera un cuento de hadas en versión windsurfista. Ya van diez previsiones que nos han prometido “nuestro” viento de direcciones noroestes. Todos los días – hasta el día antes de que venga Santa Claus – con al menos cuatro Beaufort (mínimo veinte nudos).

Ahora solo queda desear, que el Dios Aiolos no agote sus recursos completamente dejando que sobre algo para los visitantes que vienen a disfrutar de las condiciones paradisíacas de Tenerife. Desde luego, las Canarias son un destino realmente atractivo para estas vacaciones. Y más teniendo en cuenta la situación dudosa en los países alternativos. Sería bastante injusto para aquellos que dependen de las vacaciones escolares o del trabajo.

Las maravillosas brisas y el agua, que ambos elementos no bajan de los 20°C, invitan aún más a la actividad para finalizar el año. Les deseamos a todos muy buena suerte que se han decantado a la alternativa de esquiar. Allí no hace falta conocer las zonas de baja presión situadas al norte.:-)