Esto nos deja tomar aire: La ola de calor al fin está superada. Las últimas previsiones nos prometen temperaturas moderadas. El desértico aire caliente semanas atrás sí que se siente un tanto molesto.
Visto lo visto el verano no ha acabado aún. Hasta donde nos deja ver la previsión – esas no son ni más ni menos que 384 horas – soplará desde direcciones noroestes. Notables interrupciones más allá que una semana en el futuro nos traen escalofríos. Cada tanto observamos que ese hueco se moviliza cada vez más hacia el futuro.
Este fenómeno nos deja pensar que la razón está el en algoritmo para el cálculo aplicado en el modelo „Global Forecast System“ (GFS). No es la primera vez en los muchos años que estamos confrontados con esta situación de ver la pausa cada vez más alejada. Más notablemente en verano que en invierno.
Muy bien: ¡Oferta de última hora para viajar a nuestra isla Tenerife! Tampoco hay problemas con el alquiler de distintas estancias, coches de alquiler, sitios de restaurantes ni el material de windsurf óptimo.